El individuo es un alemán que perdió su empleo


El enigmático hombre del piano, que apareció elegantemente vestido en la costa inglesa en abril pasado sin documentación alguna y sin decir palabra, ha roto por fin su silencio: es alemán y viajó al Reino Unido para quitárse la vida tras perder su empleo en París.

El hombre del piano, un individuo sin nombre, de mirada perdida y formas taciturnas, se ha identificado como un cuidador de enfermos mentales que se disponía a suicidarse cuando fue encontrado en una carretera de la isla de Sheppey, en el condado de Kent (sur de Inglaterra).
Tras varios meses de tratamiento, el hombre del piano, cuyo enigma intrigó y conmovió a la sociedad británica, ha sido dado de alta del hospital psiquiátrico en el que estaba ingresado y ha vuelto a su país natal, Alemania.
El hombre guardó silencio hasta el viernes pasado cuando le dijo a una enfermera del Hospital The Little Brook, en Dartford que ese día iba a hablar.
Relató a los médicos que había nacido en Alemania, donde su padre tenía una granja, que era homosexual y había ido al Reino Unido tras perder su empleo en la capital francesa.
Ahora los médicos que en su día se mostraron fascinados por su comportamiento no descartan la posibilidad de que haya actuado durante este tiempo.
Cuando apareció, como salido de la nada, el pasado 7 de abril, el individuo llamó la atención por comunicarse tan sólo a través del dibujo y por tocar el piano. Su interpretación sentida del Lago de los Cisnes, del ruso Tchaikovski, conmovió a los expertos que lo acogieron, tanto como la sociedad británica.

Medio: La Opinión de Tenerife.
Fecha: Miércoles 24 de agosto de 2005
ID: 1980 Editar

<- Anterior | Siguiente ->
Volver al menú
Imprimir esta página