Crece el misterio del “hombre del piano''; Interpol ha recibido 400 llamadas que afirman conocerlo; él sigue tocando a los Beatles


Hasta ahora nadie sabe nada de él. No se conoce su nombre, su origen, si tiene parientes o no, incluso el timbre de su voz también es un misterio, pues desde que lo encontraron en Kent, el pasado 7 de abril, no ha pronunciado una sola palabra.
Sin embargo, todo cambió cuando este desconocido sujeto se pudo sentar frente a un piano. Entonces comenzó a tocar con maestría de profesionales El lago de los cisnes de Chaikovsky o canciones de The Beatles.
La seguridad con la que se desenvuelve en el piano hace pensar que es un profesional, pero ni siquiera eso está probado. Lo único seguro es que toca el instrumento y lo hace muy bien.
Vestido elegantemente con un traje negro, fue hallado mientras caminaba desorientado bajo la lluvia que caía incesante en una de las carreteras de la ciudad de Sheernes en Kent, al sur de Inglaterra. Venía solo, titubeante y sosteniendo celosamente entre sus brazos una conjunto de partituras.
Desde que lo hallaron, hace más de un mes, hasta el día de hoy, se ha buscado, sin resultados positivos, algún informe que ofrezca más información de él. Se divulgó una fotografía y las respuestas no se hicieron esperar; sin embargo, fueron tantas que se contradecían unas con otras. El misterio sigue sin resolverse.
Dentro del hospital psiquiátrico en el que fue recluido, le dieron al pianista —tal y como lo ha apodado la policía—, pluma y papel para que escribiera su nombre; lo que hizo el temeroso hombre fue dibujar un piano de cola y la bandera de Suecia (lo que hace presumir que es de aquel país).
Ya en el piano —uno con el que cuenta el centro hospitalario— la sorpresa no paró. “Habló” con sus manos por más de cuatro horas al tocar ese tiempo música culta, pero sin pronunciar una sola palabra.
“Fue alucinante verle tocar. Pero no ha dicho una palabra desde que le recogieron cerca de la playa”, ha expresado el asistente social Michael Camp.
Además de leer y escribir música e interpretar apasionadamente algunos pasajes de Chaikovsky, ha aprovechado el tiempo de reclusión, y ha escrito piezas propias que también ha interpretado.
“Está muy ansioso, pero vuelve a la vida en cuanto se sienta al piano”, abundó Camp.

Dicen que es sueco porque dibujó esa bandera
Luego de que apareció su fotografía en los medios de comunicación de casi todo el mundo, más de 400 personas se han puesto en contacto con la Interpol , para afirmar que conocen al pianista.
De entre los cientos de llamadas se encuentra la de Darius Dydymsky, un mimo polaco que tras ver la foto del músico, aseguró haber coincidido con él en Niza, que es de origen francés y se llama Steven Masson.
Por su parte, otra llamada recibida por la policía internacional afirma que el músico es sueco —lo cual concordaría con el dibujo que realizó cuando lo rescataron— y que su nombre es Martin Sturfalt.
Está última posibilidad fue descartada por el propio Sturfalt, que según el diario The Scotsman, ha llamado a la Interpol para confirmar que él está sano y salvo en su Suecia natal.
Actualmente el pianista sigue recluido, en silencio, en la unidad psiquiátrica de Kent...

Medio: cronica.com.mx
Fecha: Jueves 19 de mayo de 2005
Notas: Todos los derechos reservados ® La Crónica de Hoy
ID: 1561 Editar

<- Anterior | Siguiente ->
Volver al menú
Imprimir esta página